La dislexia es un trastorno del desarrollo que aparece en edades tempranas y prevalece hasta la edad adulta, no es dislexia aquella dificultad que se presenta al inicio del lenguaje, por lo que ponemos de límite los 6 años de edad, sin embargo, cuando a los 5 aún no corrige lo que ya se ha tratado de corregir por métodos convencionales (repetición de palabras) habrá que hacer estudios y valorar al niño(a).

 

La dislexia no tiene que ver con la inteligencia, sin embargo, las burlas de otros niños pueden ir disminuyendo la autoestima y la dislexia por si misma retrasa la comprensión de la lectoescritura lo que provoca fracaso escolar en los niños. Antes de los 6 años Estos niños tienen dificultad para pronunciar palabras invirtiendo o cambiando letras, ejemplo “en lugar de flan dicen plan”, tienen también dificultad para identificar colores, números o letras, o confunden objetos.

 

Tienen dificultad para identificar y elaborar rimas y no son capaces de cantar canciones infantiles o completar frases que se supondría ya ha memorizado. Son niños con problemas para obedecer y esto es difícil de evaluar, ya que, si los padres no fueron obedientes, consideran que sus hijos si lo son o no lo saben valorar. Son niños con dificultad en el equilibrio, generalmente son torpes para correr, brincar, saltar y les cuesta trabajo usar las tijeras, seguir una línea predeterminada en el papel, abrocharse botones o subirse la cremallera. Son niños con falta de atención y generalmente frustrados por las dificultades constantes.

 

Entre los 6 y los 12 años La problemática a esta edad se hace más evidente debido a la necesidad de leer y escribir y evidentemente tienen grandes dificultades con los nuevos vocablos que se van añadiendo en el curso escolar. Generalmente en esta etapa se evidencia el aburrimiento por los libros, a pesar de tener personajes favoritos, no desean leer el libro de ese personaje y no pueden comprender oraciones largas, ni recordar lo leído, evidenciándose también las fallas de la memoria. Se hace evidente la mezcla de letras y números tanto en la pronunciación como en la escritura lo que los lleva a faltas de ortografía y a su vez consecuencias en calificaciones.

 

No pueden tampoco agarrar el lápiz o pluma de manera adecuada y su letra es poco legible. Con frecuencia son propensos a pequeños accidentes. Pierden la atención por falta de motivación, tornándose desorganizados. De los 12 a los 16 años En esta etapa hay mayor demanda escolar y esto provoca mayor dificultad en la respuesta. No leen en voz alta o si lo hacen lo hacen de manera muy lenta y sin comprensión de lo que leen, balbuceando continuamente palabras similares o muletillas para darse tiempo a leer nuevamente la palabra. No expresan ideas de manera organizada y hay mala ortografía con errores gramaticales. Es una etapa en donde leen una cosa, pero piensan en otra y esto dificulta la comprensión. Son jóvenes con problemas para integrarse a un grupo social, no se sienten integrados y hacen conclusiones sobre lenguaje corporal que generalmente son erróneas, por lo que su autoestima sigue baja y bajando. No se adaptan a ambientes nuevos, no se orientan y les cuesta mucho trabajo aprender un idioma distinto al materno.

 

De 16 a 20 años Se sienten incomprendidos, rechazados y les cuesta trabajo expresarlo, no entienden chistes, juegos de palabras y refranes propios de esta edad, confunden derecha e izquierda y tienen dificultad para conducir y leer mapas y la concentración y memoria son bajas y se dedican a trabajos menores a su inteligencia.

 

Una vez detectado el problema es importante acudir a valoración e iniciar tratamiento tanto farmacológico como psicopedagógico, teniendo un mejor pronóstico entre más tempranamente se inicie el tratamiento.

 

Gracias por visitarnos esperamos que la información sea de tu agrado.

Información de Contacto

Cynthia Gamboa